ESPACIOS PÚBLICOS Y DOMÉSTICOS EN TIEMPOS DE PANDEMIA

#pandemia #covid19 #espaciopublico



La mayoría concordaría que la pandemia vino a revolucionar totalmente nuestra cotidianeidad. Y ¿Cómo se relacionan o afectan estos cambios de estilo de vida en el ámbito urbano? Pues bien, todos estos cambios dictados por organizaciones e instituciones expertas en el tema de salud, con la finalidad de salvaguardar el bienestar, han optado por una serie de medidas (con las cuales seguro todos estamos familiarizados), el distanciamiento social es el que más impacto ha tenido a nivel urbano y arquitectónico, que nos lleva muchas veces al cuestionamiento y al replantearnos los espacios en los que habitamos, no solo los espacios privados en donde ahora pasamos la mayor parte de nuestro tiempo sino los espacios públicos, que ahora representan una amenaza a la salud desde el imaginario común.

Nuestras casas, son espacio privado que se volvieron públicas (en medida de lo posible), se volvieron salas de estudio, salones de clases, estudios, oficinas, consultorios, etc. todo esto con ayuda de la tecnología. Pero estamos de acuerdo que nuestras casas fueron pensadas para ser espacios de descanso, espacios de relajación, como lugares donde te desconectas del trabajo y la escuela para disfrutar de tu tiempo libre. Pues ahora los espacios de trabajo se fusionan con los espacios de preparación de alimentos, y lugares de descanso entre otras combinaciones que antes no existían, esto nos lleva a repensar las configuraciones de una casa, aspectos como la iluminación, el espacio verde, los colores, los muebles tienen que pensarse de forma distinta. Y si las casas son el lugar donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, ¿qué pasa con el espacio público?

Pues si bien al principio de la pandemia el espacio público comenzó a asociarse en el imaginario común como el equivalente al peligro de contagiarte (por ser puntos de encuentro entre personas y los estragos de la cuarentena), hoy en día también representa un escape, de la cotidianeidad impuesta. Las personas están reclamando el derecho de las calles, los parques, las plazas, incluso hasta de los estacionamientos. Debemos de comenzar a repensar y reconfigurar en lo necesario a los espacios públicos, ya que hoy en día no están funcionando como quisiéramos, vemos problemas de accesibilidad, flexibilidad, conectividad, etc. y es necesaria una critica del espacio público actual, para poder entender que es lo que esta funcionando y que no, para en un futuro crear ciudades más dinámicas, accesibles y eficientes. La pandemia ha traído consigo muchos estragos. Pero es necesaria la reflexión de estos desde cada disciplina e interdisciplinar de los espacios tanto público como privado.

0 visualizaciones0 comentarios