URBANISMO Y SOCIEDAD

#urbanismosocial


Media from Wix

Los procesos de participación comunitaria han demostrado ser cada vez más importantes. Estos procesos apuntan a aumentar el nivel de participación y empoderamiento de la comunidad, motivando la creación de una sociedad más democrática y gobernable en la que un amplio consenso se convierta en la base del éxito. A pesar de esto, en los casos analizados, los mecanismos establecidos aún limitan la capacidad de toma de decisiones de la comunidad, lo que demuestra la necesidad de proporcionar más incentivos cada vez para la implementación de un proceso de planificación de abajo hacia arriba, como también lo ha sugerido la comunidad internacional.

Además de estas características, es importante destacar algunos aspectos que, de mejorarse, contribuirían a fortalecer el grado de sostenibilidad de estos proyectos. En este sentido, mostraremos cómo las políticas de mejora garantizan principalmente la sostenibilidad ambiental y social, limitando la producción de nuevos terrenos urbanos de acuerdo con la densa ocupación de Medellín y permitiendo la conservación del capital social con el derecho a permanecer cuadrado. En este contexto, debido al alto costo de las intervenciones y la extensión del fenómeno, se recomienda establecer mecanismos de financiamiento para reducir el uso de los recursos públicos locales. Una posible solución es el uso de mecanismos que capturen el valor agregado de los sectores más ricos, para transferir estos recursos a los sectores informales, lo que está sucediendo en Brasil que, a diferencia de Colombia, utiliza las herramientas que la legislación proporciona para las políticas de uso. del suelo

También es necesario vincular aún más las acciones físicas con los programas de desarrollo socioeconómico, cultural y educativo que trascienden la temporalidad de las intervenciones y conducen al desarrollo de la capacidad a nivel local y permiten la sostenibilidad de las comunidades. Esto ayudará a las comunidades a mejorar sus condiciones económicas mediante la creación de empleo, el acceso a una mejor educación y mejores condiciones de salud e higiene, entre otros.

Todos estos factores son fundamentales para aliviar la pobreza urbana y combatir el germen de la violencia que aún impregna estos sectores. En términos de reproducibilidad de los modelos de intervención identificados, es importante tener cuidado de no eludir las metodologías ya desarrolladas. Esto significa, en particular, evitar cambiar los criterios que garantizaron su éxito. Si puede ser necesario estandarizar los procesos; Es importante identificar y preservar sobre todo los elementos que conforman el valor agregado de cada modelo.

En el caso del proyecto urbano integral, por ejemplo, es preocupante observar la relativa facilidad con la que este modelo integral se transforma, en algunos casos, en una construcción simple de infraestructuras, en la que la planificación y la secuencia de las intervenciones pasan a un segundo nivel.

Al mismo tiempo, existe el riesgo de ampliar la escala del alcance de la acción, ya que es esencial garantizar la integridad y la articulación de los proyectos en un área perfilada. En el caso de proyectos como Juan Bobo, se recomienda no desperdiciar un movimiento tan complejo y meticuloso que ha permitido la integración de lo nuevo por encima de lo existente casi sin dejar huella: nos preocupa la espacialidad de algunas de las nuevas intervenciones que Están cambiando el concepto de acupuntura urbana tan celebrado en su tiempo.


REFERENCIAS

Pérez Jaramillo, J. P. J. (2019). Medellín, Urbanismo y sociedad. (1.a ed.). Turner.


0 visualizaciones0 comentarios